jueves, 22 de febrero de 2018

Reseña | Un día de invierno ~ Paula Gallego

Dinamarca, 1940.
En un vagón de tren con destino a Dinamarca, tres hermanos alemanes huyen de la guerra que ha estallado en Europa. Karan, la mayor de los tres, ha prometido a sus padres, a quienes deja atrás, que hará todo lo posible por mantenerlos a salvo. No será fácil, Annemette solo tiene cuatro años, y Joren, de catorce, es tan especial que el mundo no lo comprende.
Será un camino difícil y una lucha constante de Karan para cumplir su promesa y sobrevivir. No obstante, el destino le hará encontrarse con Derek, a quien la adversidad y la oscuridad no le quitan la sonrisa ni la fe en los finales felices.
Una historia tierna, dulce y que nos demuestra que, aun en los momentos más oscuros, se puede mantener vivo el amor en todas sus formas.


Tenía tantas ganas de leer esta novela que en cuanto vi que el blog Tejiendo ideas, cosiendo palabras organizaba una lectura conjunta para este mes de febrero, no lo dudé y me apunté *-* De Paula Gallego ya leí el año pasado 13 horas en Viena y me gustó muchísimo, así que entre las opiniones que ya había leído de esta nueva novela y que ya conocía el estilo de la autora, sabía que la iba a disfrutar mucho. Y así ha sido, así que como tengo muchas cosas que contaros, mejor voy empezando ya, que no quiero que se haga muy larga la reseña ^-^'

La novela se nos presenta narrada en primera persona desde el punto de vista de Karan, una de nuestras protagonistas, aunque yo diría que es la principal protagonista. Como bien se indica en la sinopsis, la historia arranca con un tren rumbo a Dinamarca, pues Karan y sus dos hermanos —Annemette, de cuatro años, y Joren, de catorce— huyen de la guerra para ponerse a salvo, dejando atrás a sus padres y a Lise, su hermana mayor.                                                                                                                                                                            Bajo el manto de miedo y desesperación que cubren la vida de Karan y el resto de personajes, ¿logrará Karan mantenerse unida a sus hermanos? ¿Podrá el amor hacerse un hueco? ¿Podrán aceptar a Joren tal y como es? ¿Y qué será de Annemette, la pequeña del grupo? Desde luego, se adivina que no será un camino nada fácil para ninguno de nuestros personajes, y todas estas preguntas lograron mantenerme en vilo de principio a fin, a medida que avanza con la lectura.
Entre los personajes secundarios que intervienen en la novela, y exceptuando a los hermanos de la propia Karan, cabe destacar a Derek y su hermano Louis, Bibi, Erika, Berit y Alexander, y más adelante aparecerá el señor Vilhelm en escena. 

Y lo primero que tengo que destacar de la novela son sus personajes, pues todos ellos están tan bien trabajados y perfilados que fácilmente se les llega a conocer a la perfección, o al menos yo he podido conocerles muy bien, tanto a los más relevantes como a los más secundarios.

"Quizá no tenga derecho a abandonarme a algo tan hermoso como el amor mientras a mi alrededor no hay más que destrucción".

Me encantaría poder hablaros largo y tendido sobre cada uno de los personajes, pero se haría demasiado larga la reseña y os aseguro que merece la pena ir conociéndoles poco a poco. Lo que sí puedo deciros es que todos los personajes me han gustado muchísimo y he empatizado con absolutamente todos, incluida la insoportable Bibi, que no me ha caído demasiado bien pero precisamente por ser diferente me ha gustado.

Con respecto al resto de personajes, lo cierto es que solo tengo palabras bonitas, especialmente hacia Joren, un chico especial que se ganó mi corazón desde la primera página por su inocencia, sensibilidad y ternura. Karan, la protagonista, ha demostrado ser una hermana ejemplar y ha demostrado tener una madurez increíble a pesar de su juventud. Es una chica entrometida y curiosa por naturaleza, pero también es valiente y de carácter fuerte, y difícilmente se achanta ante algún problema. Derek, por su parte, también supo ganarse mi corazón desde el principio, sobre todo por su bondad, paciencia y comprensión.

En general, me he encontrado con unos personajes muy maduros si tenemos en cuenta lo jóvenes que son y la situación que les ha tocado vivir, pero precisamente por eso sufren una más que notable evolución a lo largo de la novela y es prácticamente imposible no empatizar con ellos :')

La trama me ha sorprendido y gustado a partes iguales, y aunque no llevaba ningún tipo de idea preconcebida, sí que esperaba encontrarme una mayor carga histórica, que es lo que suelo hallar en las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. Pero en «Un día de invierno» no ha sido así, pues la autora no entra demasiado en detalles históricos, sino que nos ofrece pequeñas pinceladas de lo que pudiera ocurrir por aquel entonces y lo cierto es que lo agradecí porque creo que esta historia merecía centrarse más en los personajes y la relación que nace entre ellos que en el propio contexto histórico

"Precisamente porque el mundo está lleno de odio, nosotros debemos seguir amando".

A pesar de ser una historia sencilla, esta no deja de ser compleja. Lo sé, suena muy contradictorio xD A ver... a grandes rasgos la historia es bien sencilla, pues básicamente nos cuenta el día a día de nuestros chicos y de cómo Karan hace frente a los obstáculos que van apareciendo en su camino y que complican su vida y la de sus hermanos, pero en realidad la historia va un poco más allá introduciéndonos el amor como telón de fondo pero que en realidad tiene un gran e importante peso. Imaginaos a alguien pensando en el amor en plena Segunda Guerra Mundial. Inconcebible, ¿verdad? Pues a lo mejor no lo es tanto y todo tiene un porqué. Ahí lo dejo jiji

Como ya adelantaba antes, la trama me ha sorprendido, la he disfrutado mucho y me vi completamente sumergida en la historia ya desde las primeras páginas. Estamos ante una trama que se mueve entre lo sencillo y complejo, algo difícil de definir sobre todo por los temas que trata, y cargada de momentos agridulces, crueles, tristes, bonitos y especiales. Para mí, la trama está perfectamente definida, hilada y trabajada, y creo que los amantes del género disfrutarán mucho esta historia a pesar de la crudeza del contexto :)

La pluma de la autora ya la conocí el año pasado, pero no deja de sorprenderme. Sigue teniendo ese estilo tan sencillo, bonito, cercano y natural que descubrí en «13 horas en Viena» y esta vez se le une un estilo descriptivo que resulta muy necesario y ameno. En ningún momento pensé que se excedía con las descripciones, sino más bien al contrario, pues cada descripción me ayudaba más a meterme en la historia y recrear cada escenario y paisaje que la autora describía. Y a mí esto me encanta porque hace la novela más visual y atractiva, algo que no todos los autores logran conseguir ^-^                                                                                                                            Uno de los motivos por los que me enganchó tanto la novela fue la extensión de sus capítulos, pues la gran mayoría no sobrepasa las cinco o seis páginas, y esta es otra de las cosas que tanto me gusta encontrar en los libros que leo jiji Gracias en parte a la extensión de los capítulos, el ritmo de la novela se me hizo muy ágil y ameno, y en ningún momento me pareció una lectura pesada, lenta ni aburrida. Es cierto que la autora no introduce grandes giros argumentales pero sí que contamos con grandes dosis de acción, suspense, drama y romance, mucho romance *-*

El final fue... buah... ¡Me encantó! Los últimos capítulos ya fueron muy intensos debido a la cantidad de cosas que pasan y al ritmo que adquiere la trama, pero es que el último capítulo y el epílogo no se quedan atrás :') Eso sí, reconozco que me hubiese gustado que el epílogo fuese más extenso para así hacerlo más especial o incluso adquiriese un mayor significado, pues solo ocupa una página y me supo a poco, pero bueno... Aun así, a mí me ha parecido un final cerrado muy bonito, acertado y emotivo, así que desde ya os animo a que le deis una oportunidad porque seguro que no os decepciona ^-^

/5

~ Gracias a Escarlata Ediciones por el envío del ejemplar ~

Y vosotros, ¿habéis leído esta novela? ¿Os gustaría leerla? Contadme :)

¡Nos leemos en la próxima entrada!

domingo, 18 de febrero de 2018

Reseña | Reino de fieras ~ Gin Phillips

Lincoln es un buen niño. Con cuatro años es curioso, inteligente y bien educado. Hace lo que su madre le dice y sigue las normas.
«Hoy las reglas son distintas. Y las reglas dicen que nos escondamos y no permitamos que el hombre del arma nos encuentre».
Cuando un día feliz en el zoo se convierte en una pesadilla y Joan se ve atrapada con su hijo, deberá hacer acopio de todas sus fuerzas y encontrar el coraje para protegerlo a cualquier precio; incluso si eso significa cruzar la línea entre el bien y el mal, entre la humanidad y el instinto animal.
Una línea que nadie imaginaría nunca traspasar.
Pero, a veces, las normas son diferentes.


Descubrí esta novela gracias a las redes sociales, pues empecé a ver fotos de ella poco antes de que saliese publicada en papel, y lo cierto es que su trama me llamó bastante la atención: un thriller cuya acción se desarrolla en un zoológico y con unos personajes capaces de cualquier cosa por salvarse. Muy del estilo de Gillian Flynn, ¿no? Solo por eso me animé a leerla, y a pesar de las buenas opiniones que había leído, reconozco que me ha decepcionado bastante y ha pasado sin pena ni gloria por mi vida lectora. Y a continuación os contaré con más detalle los motivos :') 

La novela se nos presenta narrada en tercera persona desde el punto de vista de Joan, protagonista y madre de Lincoln, aunque de vez en cuando encontraremos capítulos narrados por algunos personajes secundarios, también en tercera persona. 

La historia arranca en el momento en que Joan y su hijo de cuatro años se disponen a volver a casa después de haber pasado la tarde en el zoo. Cuando ya casi han llegado a la salida, Joan ve a un hombre de espaldas y escucha varios disparos, así que no se lo piensa dos veces y deshacen sus pasos, emprendiendo una huida hacia un lugar seguro para protegerse y esperar a que llegue la policía.                                                                                                                                        
Con respecto a los personajes secundarios, lo cierto es que tenemos más bien pocos. Entre ellos cabe destacar a Kailynn (una chica que trabaja en el zoo y a quien no le gusta estar sola), Margaret (una señora mayor, y antigua profesora, que va al zoo a pasear varias veces a la semana por recomendación del médico) y Robby (que acude al zoo junto a sus amigos Mark y Destin, y no precisamente para ver a los animales).                                                                                                                                                                                      Y con los personajes llegó mi primera decepción. Sentí que estaba ante unos personajes más bien planos a los que apenas pude conocer, pues los pocos detalles que daba la autora sobre ellos no llegaban a ser lo suficientemente relevantes como para querer saber más sobre ellos. ¿He llegado a conocerles? Sí, bastante, pero me hubiese encantado conocerles más para haber entendido mejor su forma de ser y las decisiones que llegan a tomar en según qué situaciones.                                                                                                                                                                                      No sé... no he podido empatizar con ningún personaje, tanto protagonista como secundario, y los he sentido muy lejanos, fríos y sin sentimientos. Supongo que mi opinión diferirá bastante de la de otros lectores pero bueno... al fin y al cabo es mi opinión y es que, para mí, empatizar con los protagonistas (o, si me apuras, con los personajes secundarios) de las historias que leo es algo primordial y puede ayudar, y mucho, a que me interese más por su historia o incluso a hacer más interesante la propia novela, pero en este caso —y sintiéndolo mucho— no he sentido afinidad por ningún personaje.

La trama ha sido otra decepción, no tanto por la trama en sí, sino por la forma en que la autora la llevó. La sinopsis deja entrever una trama cargada de acción, tensión, intriga, misterio e incluso giros argumentales y por más que busqué, no encontré nada de eso, así que mi decepción fue mayor de lo que esperaba y me da rabia porque pintaba tan bien... =/ 

Para empezar, a mí me ha parecido una novela carente de acción. Es lógico que la mayoría de las novelas (ya no incluyo solo los thrillers o novelas policíacas) empiecen de forma pausada y la acción tarde un poco en llegar o incluso se dan casos de novelas cuya acción viene y va constantemente. Hasta ahí bien, pero el problema llega cuando esperas algo que nunca llega y te aburres, porque yo me aburrí demasiado leyendo esta novela, para qué mentiros... 

Bajo mi punto de vista, la autora no ha sabido aprovechar nada bien la trama que planteaba porque sino el resultado habría sido mucho más espectacular, pues tenía todas las papeletas de ser una novela original y diferente, y os aseguro que ya estaría entre mis mejores lecturas

Me encontré una trama donde apenas ocurre nada interesante, donde no hay expectación (o al menos no la que yo esperaba) ni sorpresas. De tensión mejor ni hablamos y la única intriga o misterio que hallé vino hacia la mitad de la novela y con cuentagotas

Para mí, la novela en general flojea bastante y la trama deja algunos cabos sueltos desde el principio, e incluso hubo muchas cosas que esperaba que la autora explicase para atar mejor los datos relevantes pero me quedé esperando esas explicaciones :')                                                                                                                                          La pluma de la autora se queda a medio camino, pues hubo cosas que me gustaron y cosas que no. Me gustó su estilo tan cercano, directo y conciso y creo que si no se hubiese ido tanto por las ramas contando detalles sobre la infancia de los personajes que no aportaban nada a la trama principal, me hubiese gustado más tanto su forma de escribir como la novela en general.                                                                                                                                     Los capítulos son de extensión variable y la letra es bastante grande, así que en realidad se hace bastante amena y ágil de leer a pesar de todo lo que ya he comentado. El ritmo a mí me pareció muy lineal o pausado y apenas hay sorpresas o giros argumentales, y precisamente por eso diría que, en este aspecto, la novela es totalmente impredecible, pues no se sabe por dónde van a salir los personajes ni qué paso van a dar, así que algo de curiosidad sí que despertó en mí :) 

Y ya, para terminar, me gustaría hablaros un poco del final, que si bien me gustó en líneas generales y me pareció acertado, también me pareció precipitado. Sé que mi opinión es bien diferente a la de muchos lectores pero yo esperaba más del final. Esperaba un final menos breve y mejor explicado y he sentido que quedaron sin atar algunos cabos relacionados con los culpables que me hubiesen ayudado a entender mejor el sentido que la autora quería darle a la trama. Mi reacción final fue algo así como: «¿y ya está? ¿No hay más?». No sé... la novela no me convenció desde el principio y es una pena porque tenía muchas expectativas puestas en ella precisamente por ser de uno de mis géneros favoritos, pero bueno... Aun así, os animo a que le deis una oportunidad si os llama la atención y creéis que puede gustaros, porque lo que a mí no me ha gustado puede gustarle a otros ^-^

/5

~ Gracias a Suma de letras por el envío del ejemplar ~

Y vosotros, ¿habéis leído esta novela? ¿Os gustaría leerla? Contadme :)

¡Nos leemos en la próxima entrada!

miércoles, 14 de febrero de 2018

Recuento Mensual | Enero '18

Sección mensual en la que os traeré un resumen de mis lecturas del mes anterior y la puntuación que les di, así como la mejor y peor lectura del mes.





¡Hola!

¿Qué tal estáis? Espero que muy bien ^-^ Sé que hace un par de semanas os traje mi recuento de lecturas del mes de diciembre para así cerrar el año 2017, pero en vista de que seguramente se me pasará por completo hablaros de mis lecturas del mes de enero, prefiero publicar esta entrada ahora y así no acumulo :)

Para ser el primer mes del año, y quitando excepciones, enero se portó bastante bien en cuanto a lecturas se refiere. Leí cuatro novelas de las cuales tres disfruté muchísimo y una me decepcionó bastante, pero bueno... no tengo queja ^-^ Las novelas que leí son:


 A través de los sueños (Olga María López) - Reseña próximamente

La mejor lectura del mes fue...
El corazón de la banshee no fue solo mi mejor lectura de enero, sino que también pasó a formar parte de mis mejores lecturas del año. Destacaría tantas cosas de esta novela que podría estar horas y horas enumerándolas, pero sin duda alguna me voy a quedar con el estilo de la autora (que me maravilló), la personalidad de sus personajes (especialmente la de los protagonistas, que me encantaron), la ambientación (Escocia, siglo XIX) y las grandes dosis de acción, misterio, intriga y romance que la caracterizan. En definitiva, una novela de 10 que siempre recomendaré ^-^



La peor lectura del mes fue...
Tenía A través de los sueños en digital desde hace unos meses pero aprovechando las ofertas que puso la editorial por el Black Friday la compré en papel y le tenía tantas ganas por la premisa tan interesante y original que planteaba que en cuanto acabé con los pendientes me puse con ella. Y suerte que al menos era cortita porque se me hizo muy aburrida =/ Este fue uno de esos casos en los que me dejé llevar por la portada pero, para mí, el contenido deja mucho que desear. Aún no la he reseñado en el blog pero espero hablaros pronto y más de ella en cuanto tenga ocasión :)




¿Y cómo van mis retos y desafíos literarios?

 Desafío "Libros de colores": 3/13 libros leídos

 Reto "Goodreads": 4/50 libros leídos
 Reto "25 españoles": 4/25 autores leídos
Reto "Un libro, un género": 3/10 libros leídos
 Reto "Leer a...": 4/13 autores leídos
 Reto "Escenas de libros": 4/25 escenas encontradas
 Reto "Tu blog en libros": 3/19 letras encontradas
 Reto "Busca en la portada": 4/31 elementos encontrados
► Reto "Libros pendientes": 1/32 libros leídos

Parece que he empezado bien el año con los retos y desafíos y hasta ahora todas las novelas que he leído cumplen con algún requisito de algún reto, así que genial :) 

Como ya comentaba en anteriores entradas, este año he decidido apuntarme a menos retos, a ver si así me resultan más asequibles y sencillos de completar ^-^

¡Y hasta aquí llega la entrada de hoy!

Contadme si habéis leído o queréis leer alguno de los libros mencionadosqué  libros leísteis en enero, cómo lleváis vuestros retos y desafíos...¡lo que queráis! :)

¡Nos leemos en la próxima entrada!








domingo, 11 de febrero de 2018

Reseña | La bailarina de Auschwitz ~ Edith Eger

Edith Eger tenía dieciséis años cuando los nazis invadieron su pueblo de Hungría y se la llevaron con el resto de su familia a Auschwitz. 
Nada más pisar el campo, sus padres fueron enviados a la cámara de gas y ella permaneció junto a su hermana, pendiente de una muerte segura. Pero bailar El Danubio azul para Mengele salvó su vida, y a partir de entonces empezó una nueva lucha por la supervivencia.
Primero en los campos de exterminio, luego en la Checoslovaquia tomada por los comunistas y, finalmente, en Estados Unidos, donde acabaría convirtiéndose en discípula de Viktor Frankl. Fue en ese momento, tras décadas ocultando su pasado, cuando se dio cuenta de la necesidad de curar sus heridas, de hablar del horror que había vivido y de perdonar como camino a la sanación.


Descubrí esta novela mientras paseaba entre las novedades de la editorial y como el título captó mi atención (yo y mi obsesión por Auschwitz), decidí leer la sinopsis. Seguramente ya sabréis lo mucho que me gusta la novela histórica, más aún las que se ambientan en la Segunda Guerra Mundial, pero si a todo eso le añadimos que esta está basada en hechos reales tened por seguro que la voy a leer. Et voilà! La editorial me cedió un ejemplar y hoy vengo a contaros mis impresiones, aunque os adelanto que las frases que aparecen en la portada son totalmente ciertas y no están ahí por rellenar hueco ;) 

La novela se nos presenta narrada en primera persona desde el punto de vista de Edith, protagonista y autora de esta historia. Historia que arranca con el vivo recuerdo de una fotografía: la propia Edith, su hermana Magda y su madre Ilonka cogidas del brazo, desoladas y haciendo cola en una larga fila sin saber qué les espera y sin saber si esa será la última vez que se vean. 

Desde el mismo momento en el que Magda y Edith se enteran de la muerte de sus padres en la cámara de gas junto a otros cientos —y miles— de judíos, entrarán en una continua lucha por la supervivencia«Si sobrevivo hoy, mañana seré libre», piensan. Y sí, sobreviven, pero siempre quedarán traumas, heridas y cicatrices que nunca se curarán ni desaparecerán. Historias y recuerdos que permanecerán en su memoria y en la de todos los supervivientes hasta el fin de sus días.

Sería prácticamente imposible mencionar a todos los personajes, tanto principales como secundarios, que aparecen en esta historia porque son muchísimos, pero sí me gustaría destacar y recordar a los más importantes: los padres de Edith, sus hermanas Magda y Clara, Béla (el que, tras terminar la guerra y reconstruir un poco su vida, se convertirá en su marido y en su bote salvavidas), Lester e Imre (dos hermanos que también sobreviven a la guerra) y Laci (otro superviviente al que Magda conocerá con el tiempo).

Como el propio título indica, Edith quería ser bailarina profesional, pero poco antes de estallar la guerra fue expulsada del equipo olímpico por el simple hecho de ser judía, así que vio su sueño truncado cuando aún era muy joven aunque nunca dejó a un lado su amor por la danza. Y jamás hubiese pensado que eso mismo sería lo que la salvaría de la muerte, pues llegó a oídos del doctor Josef Mengele —el ángel de la muerte— que era una muy buena bailarina, así que un día la obligó a que bailase para él por mero entretenimiento.

"«Si no puedes entrar por una puerta, entra por una ventana»", solía decir nuestra madre. No hay puerta en la supervivencia. Ni para la recuperación. Todo son ventanas. Pestillos que no puedes alcanzar fácilmente, cristales demasiado pequeños, espacios por los que no pasa un cuerpo. Hay que encontrar la manera".

Y bueno... podría estar horas y horas contándoos cosas sobre Edith, tanto de periodos anteriores a la guerra como posteriores, pero se haría muy larga y aburrida la reseña y esa no es mi intención. Normalmente acostumbro a hablaros un poco de los personajes, pero al ser esta una novela basada en hechos reales, los personajes traspasan el papel y se convierten en personas de carne y hueso, personas que han vivido y sobrevivido a una de las épocas más convulsas de nuestra historia, aunque también se da voz y visibilidad a los que, por desgracia, no lo lograron =/

Es por eso mismo por lo que esta vez no puedo hablar de personajes bien construidos y trabajados o de personajes cercanos y humanos; pero sí puedo hablaros de personas valientes, de personas que dieron su vida y hasta su último aliento luchando por algo que les pertenecía: su dignidad. Y es que se cuentan tantas y tan crueles historias y experiencias que ponen los pelos de punta, entristecen y enfurecen, pero también nos regalan un sinfín de lecciones que ayudan a los personajes a ver un puntito de luz al final del túnel.



La novela no cuenta con una trama propiamente dicha, sino que está dividida en cuatro partes: la prisión, la huida, la libertad y la curación. En cada una de ellas, el lector seguirá los pasos de la mano de la propia Edith y se meterá en su piel de tal manera que sentirá lo mismo que ella.

A pesar de esas cuatro divisiones, yo he sentido que la novela estaba dividida en dos grandes bloques. Por un lado tendríamos la parte personal, donde Edith nos cuenta su experiencia antes, durante y después de la guerra y de Auschwitz. Y por otro lado tendríamos la parte psicológica, donde nos cuenta las experiencias personales que vivió con los pacientes a los que ayudó (que por si no lo sabíais, Edith Eger se licenció en en Psicología Clínica décadas después de terminar la guerra) y la forma en que esas experiencias la ayudaron a ella misma para salir adelante.

"Había perdido mi infancia en la guerra, mi adolescencia en campos de exterminio y mi primera juventud en la obsesión por no mirar nunca atrás. Me había convertido en madre antes de haber pasado el duelo por la muerte de la mía. Había intentado recuperarme demasiado rápido y demasiado pronto".

Esta novela, que se mueve entre la biografía y autoayuda, no pretende ser una mera descripción de hechos y acontecimientos que sucedieron durante la Segunda Guerra Mundial, sino un cúmulo de experiencias personales tanto de gente que sufrió la guerra como de gente que no estuvo relacionada con ella pero aun así necesitaban la ayuda de Edith para guiarles hacia su propia libertad.

Como es obvio, leer esta novela supone enfrentarte a historias muy duras y crueles, pero también supone aprender muchísimas cosas al lado de Edith Eger, así que no puedo sino recomendaros su lectura si os gustan este tipo de novelas, pues como reza en la propia portada«Este libro es un regalo para la humanidad. Una de esas historias que nunca quieres terminar de leer y que te cambian la vida para siempre». Y sí, no podría describir de otra manera lo que «La bailarina de Auschwitz» ha supuesto para mí.

He sentido rabia e impotencia en muchísimas ocasiones, aunque también pena, mucha pena. A medida que iba descubriendo la historia de Edith y la de todos los que pasaron por lo mismo que ella, me fui dando cuenta de que por culpa de la ambición política de unos pocos entraron en guerra países enteros y fueron muchos los inocentes que sufrieron las consecuencias. Y ya ni hablemos de los prejuicios hacia los judíos sin un motivo aparente y las barbaridades que sufrieron por el simple hecho de ser judíos. Claro que también tuve momentos de alegría y felicidad aunque, por desgracia, no hubo tantos como me hubiese gustado :')

Y si he podido sentir todo eso y más ha sido gracias a la pluma de la autora, pues escribe de una forma tan cercana y directa que es imposible no empatizar con ella y con todas las historias y experiencias que nos regala. Se sirve de frases breves y concisas que de igual modo llegan al lector de forma directa y a mí no ha podido gustarme más su forma de escribir.

A pesar de que muchos de los capítulos no eran precisamente cortos (algunos incluso superaban las veinte páginas), en ningún momento se me hizo pesada ni aburrida, por lo que el ritmo de lectura es bastante ágil y os aseguro que a mí me tenía completamente sumergida y enganchada porque, entre otras cosas, el tema o temas que trata me interesan muchísimo y nunca es suficiente

El final de la novela vino cargado de emociones y sentimientos, de ilusiones y agradecimientos. Después de lo mucho que cambió la vida de Edith después de la guerra y de grabarse a fuego en mi mente que, tal y como recoge la novela, Auschwitz y cualquier campo de concentración eran fábricas de muerte creadas por el hombre, las palabras de esta gran mujer han logrado calarme hondo y su historia quedará siempre conmigo. Y termino la reseña diciendo que el mundo necesita más personas como Edith Eger :')

/5

~ Gracias a la editorial Planeta por el envío del ejemplar ~

Y vosotros, ¿habéis leído esta novela? ¿Os gustaría leerla? Contadme :)

¡Nos leemos en la próxima entrada!